ESTEBAN POLANCO

ESTEBAN POLANCO

Marta Pascual | Santo Domingo

Esteban Polanco, tras más de veinte años de lucha y sacrificio por la conservación medioambiental y la defensa de las familias campesinas de la cuenca alta del Río Yuna, a través de la Federación de Campesinos Hacia el Progreso, recibe el reconocimiento de la Fundación Sur Futuro materializado en el “Premio Ecológico a la Siembra de Agua”.

P- Tras más de 20 años de trabajo llega un gran reconocimiento. ¿Cuál fue el punto de partida y cuáles han sido los principales logros?

R- El punto de partida fue tener una visión de desarrollo integral de la cuenca poniendo como centro al ser humano. Si no se parte de ahí es imposible lograr sembrar agua, que es que es el objeto de este premio. En una zona vulnerable como es la parte alta de la cuenca del río Yuna es fundamental comenzar por pensar cómo vive la gente aquí. La gente es pobre en recursos; pero hay que tratar de que no lo sea en conocimientos. Se debe empezar por adquirir conciencia, cambiar la mentalidad para que no suponga un inconveniente trabajar por el bien de todo un país, incluso aunque la última en recoger los frutos de ese trabajo sea la propia comunidad. En definitiva, todo comienza por crear una visión, una misión; organizarse y ponerse a trabajar en base a ella.

Los logros son la consecuencia de poner en práctica estos objetivos, y se pueden resumir en 3:En primer lugar había que lograr organizar a la gente. Una organización fuerte y sólida no necesita “muletas” para caminar, cuenta con capacidad de gestión propia, y será capaz de responder ante las necesidades reales de la gente. Será menos vulnerable a presiones o influencias externas.

En segundo lugar, con una comunidad ya organizada se vertebran las acciones enfocadas a la conquista social; necesidades básicas tales como la creación de caminos, el acceso a vías de comunicación, energía eléctrica, sanidad, recreación, deporte y también vivienda digna. No se trata de esperar a que el estado u otro agente foráneo venga a resolver el problema, se trata de que la propia comunidad organizada tenga la capacidad de ser partícipe de esta conquista.

En tercer lugar, construir un proceso que permita aprovechar los recursos de la zona para lograr el sostenimiento económico de la gente sin perjudicar las condiciones ambientales del ecosistema. Este punto involucra directamente las labores de conservación: evitar la quema de bosques, organizar el territorio para un aprovechamiento más adecuado etc. Con ello se consigue generar cierto excedente para las familias de campesinos con el que pueden comprar lo que no tienen en el campo; así se evita la necesidad de marcharse a la ciudad y se crean alternativas a la agricultura migratoria

Pienso que en cierta manera estos objetivos se han logrado. Aunque siempre exista mucha adversidad, intereses contrapuestos y otros obstáculos; se ha logrado construir una organización con una independencia total de cualquier influencia externa a la organización. Hay que avanzar en esta línea, no ponerle caso a las críticas; a todo aquello que pueda distraer y ayude al “enemigo” lograr sus objetivos en contra del campesino.

P- ¿Que ha significado para la Federación de Campesinos hacia el Progreso este reconocimiento?

R- De una manera llana, puedo decir que nos sentimos bien. Porque se ha hecho justicia en el sentido de que la evaluación del certamen se ajustó a un esquema (yo creo que en principio es así como se pensó el premio) fundamentado en tener en cuenta a la gente de los lugares más remotos, donde los ni los políticos llegan ni a donde los medios miran. Desde ese punto de vista nos sentimos felices de que no se ha premiado sólo aquello que tiene visibilidad, como suele pasar. Aquí se premió el trabajo.

P-¿Qué ingredientes crees que ha tenido vuestro proyecto para que Sur Futuro haya decidido premiaros  con la más alta de las categorías de su “Premio Ecológico a la Siembra de Agua”?

R- Bueno, Hay muy pocas organizaciones que siembren agua, la mayoría arrancan agua. En primer lugar pienso que el concepto fue clave. El concepto de desarrollo integral. no estamos frente a un proyecto que nada más fue escrito en los libros. Estamos frente a un proyecto que se ha venido desarrollando lentamente, con mucho esfuerzo, sin ayuda estatal. En segundo lugar ha sido un esfuerzo mancomunado de la gente; de los hombres y las mujeres de esta montaña. la Federación hace un esfuerzo con sus propias manos, equivocándose, resbalándose y rectificando. Por último, creo que se dieron cuenta del dominio sobre lo que hacemos; se dieron cuenta de que esto no es un panfleto, es una realidad. Una realidad en la que cada individuo tenía control sobre su labor dentro de la organización.

P- ¿De qué manera puede influir este premio positivamente en vuestra actividad futura?

R- Esto es un mensaje muy claro a los políticos locales. Ha habido durante un largo período una animadversión de los políticos locales contra esta institución. Aquí, como en todos lados se crean celos por el dominio, la jurisdicción. Ven a una organización que quiere que su comunidad progrese y la catalogan competencia en vez de verla como una mano amiga tendida a la colaboración. Hay un golpeo repetido de manera sistemática hacia esta institución a lo largo de los años, quizás este premio sirva de mensaje para que estas personalidades cambien su actitud.

P- Proyectos como el de ustedes, humildes en recursos pero ambiciosos en sus metas, ¿cómo pueden beneficiarse de la cobertura mediática proporcionada por la entrega de premios tan destacados?

R- Estamos en un país donde la gente precisamente piensa de una manera mediática. Siempre he dicho que rechazo aquello de que el fin justifique los medios. Pero en esta sociedad, la gente tiende a guardar cierto nivel de respeto por alguien que de una manera o otra se le reconozca su esfuerzo, por muy mezquino que sea. La realidad mediática nos impone que se debe pensar de ellos de otra manera por haber captado el interés de los medios. Así que, en este caso, considero esto como una oportunidad para que muchos cambien su forma de ver nuestra organización; para que tengan que reconocer que en el fondo estamos haciendo bien nuestro trabajo. Por otro lado, nosotros hemos sido siempre más partidarios del trabajo que de la propaganda, pero gracias a la cobertura que ha recibido este premio, los frutos del trabajo ha terminado por lograr dar publicidad a la federación.

P- ¿Es este premio quizás un empuje para avanzar en vuestra lista de objetivos?

R- Yo pienso que este va a ser el punto de partida para concluir una fase de construcción de algo que venimos tratando de desarrollar hace tiempo, que es la auto sostenibidad económica de la organización. Podremos finalizar proyectos como centro de acopio o centro de meditación en Boca de Blanco para generar recursos suficientes como para no tener que estar esperando la llegada de donaciones. Al generar tus propios recursos, de una vez puedes invertir en la zona; es más rápido, y además va construyendo mayor autonomía.

P- ¿ A quién agradeció el premio, y por qué?

R- Por un lado, evidentemente, a la fundación por aceptar la propuesta. Y por otro lado el premio se lo dedicamos a las organizaciones presentes en los lugares más recónditos del país. Aquellas que la única manera de que la gente las conozca es que las visiten allí donde estén. A esas organizaciones que están trabajando en silencio para construir un país en que las generaciones que vengan detrás puedan enorgullecerse de ser dominicanos.

Related posts:

Pelix Dorelas

Ingeniero de informatica

Leave a Reply