La voz del campo dominicano se incorpora a la Posición País para la COP21

La voz del campo dominicano se incorpora a la Posición País para la COP21

Líderes de comunidades locales de todo el país demostraron su preocupación por el cambio climático y demandaron una mayor garantía del cumplimiento de las leyes medioambientales durante el segundo Diálogo de la Sociedad Civil y Comunidades Locales Rumbo a la Conferencia del Clima de París (COP21)

Representantes de comunidades de todo el país participan en la Consulta

rumbo a la Conferencia del Clima de París (COP21) – BÁRBARA TÁRREGA

 

Santo Domingo. 13 de noviembre – Representantes de diversos puntos del área rural de República Dominicana se dieron cita ayer en Santo Domingo para aportar su visión sobre las causas y consecuencias del calentamiento global desde el prisma local y, fundamentalmente, para establecer las prioridades que deberán ser defendidas por la Comisión Dominicana en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) que se celebrará en París del 30 de noviembre al 15 de diciembre. La consulta, organizada por el Programa de Pequeños Subsidios del PNUD y auspiciado por la Fundación Popular, sirvió para acercar a las autoridades implicadas una de las voces más afectadas por la problemática: la del campesinado dominicano.

“El cambio climático es de lo más grave que yo he vivido en mis 77 años” declaró José Cruz, de los Dajaos en Jarabacoa. Él sabe de lo que habla; como agricultor, su fuente de ingresos depende directamente de las condiciones climáticas que afectan a los recursos naturales de su territorio. “Estoy convencido de que mi cafetal, que es de lo que yo estaba viviendo, ya casi lo perdí todo”.

Como él, más de 80 representantes de comunidades locales altamente dependientes de actividades agropecuarias, demostraron ser plenamente conscientes de la gravedad de la problemática que es el tema central para la próxima Convención Marco de Naciones Unidas. La mayoría de esas comunidades, además, generan su propia energía limpia gracias a centrales micro hidroeléctricas que recientemente se han visto afectadas por una época de sequía sin precedentes.

La Dra Michela Izzo durante su intervención – BÁRBARA TÁRREGA

“Hoy están aquí porque, aunque son los que menos contribuyen a las causas del calentamiento global, se ven seriamente afectados por sus efectos” destacó la Dra. Michela Izzo, directora general de la Guakia Ambiente, quien explicó el estado del territorio nacional frente a las variaciones del clima y a la acción directa del hombre.


El núcleo central de la consulta fue el trabajo de cinco grupos focales cuyo objetivo fue determinar la posición del colectivo rural frente a la próxima COP21. El resultado del proceso de diálogo evidenció que la sequía es percibida por las comunidades locales como la principal dificultad generada por el cambio climático, seguida de los problemas en la producción agropecuaria. Los participantes reconocieron labores que ya se están llevando a cabo en materia de concienciación, reforestación o transición agraria a formas de cultivo más eficientes; pero reclamaron firmemente un mayor apoyo de las instituciones gubernamentales para el cumplimiento de las leyes medioambientales.

“Cuando denunciamos una depredación a las autoridades no hay consecuencias, ese es el problema” reclama Menelio Herasme, de la comunidad de Duvergé en la provincia de Independencia. Juana Quiroz, de Altamira, en Puerto Plata, coincide plenamente: “Hay que actuar con la ley. Estamos todos de acuerdo porque la situación es igual en todo el país”.

Los participantes de la consulta declararon de forma unánime su voluntad de que se defienda un techo de 1.5 grados centígrados al incremento de la temperatura global para lo que queda de siglo; frente a los 2 grados propuestos por el sistema de Naciones Unidas.

En cuanto a las prioridades para la posición de la Comisión Nacional en la COP21, los grupos focales propusieron la defensa de un sistema de consecuencias, promoción de la participación ciudadana, reducción de emisiones, reforestación y apoyo para la formación medioambiental.

“Yo creo que sí se va a hallar solución, pero hay que presentarle mucha información a la gente, porque hay muy poca información” defendió José Cruz.

María Isabel Valbuena (al fondo) en uno de los grupos de debate – BÁRBARA TÁRREGA


María Isabel Valbuena, presidenta de la Asociación Dominicana de Mujeres en Café, pone en el punto de mira a los estados desarrollados: “Lo que nosotros esperamos es que las potencias, que son al fin y al cabo quienes tienen la sartén por el mango, busquen soluciones. Sólo tenemos un planeta, así que estamos obligados a que se llegue a un consenso.”

Luciana Mermet, Representante Residente Adjunta del PNUD – BÁRBARA TÁRREGA

La Representante Residente Adjunta del PNUD, Luciana Mermet, por su parte, valoró muy positivamente la productividad de la consulta e hizo hincapié en la importancia acercar la voz de las comunidades al gobierno dominicano y a la comunidad internacional. “Hoy se ha hecho una conquista importante, y a partir de ahora cualquier COP deberá incorporar esta mirada y esta voz para representar al país”

Pelix Dorelas

Ingeniero de informatica

Leave a Reply